Balance del CPBC frente a la borrasca Filomena

La borrasca Filomena ha sido uno de los episodios meteorológicos más relevantes de las últimas décadas, al barrer prácticamente toda España tiñéndola de blanco incluso en cotas poco frecuentes. 

Así ha sucedido también en la provincia de Castellón, donde la nieve ha hecho acto de aparición a principios del mes de enero en gran parte del territorio, y llegando hasta cotas mucho más bajas de lo habitual. 

Ante esta situación, el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón ha desplegado un importante dispositivo de medios humanos y materiales para hacer frente a todas las incidencias derivadas del paso de la borrasca que ha estado activado durante 11 días consecutivos, con más de 200 efectivos diarios, 18 máquinas quitanieve, 8 vehículos salero, vehículos especiales de rescate como la moto de nieve y el ATV dotado de orugas, la Unidad de Rescate de Montaña y la Unidad de Maquinaria y Logística.

Además el dispositivo se ha ido reforzando conforme se intensificaban las incidencias. Así, la Unidad de Maquinaria Pesada y Logística pasó de las 5 máquinas iniciales a cerca de 25. También se reforzaron las toneladas de sal, pasando de las 250 toneladas iniciales a las 450, que abastecían tanto a las máquinas salero del Consorcio como a los municipios de la provincia que lo pudieran requerir. Para esto último, se dispusieron partidas específicas en formatos manejables de 25 kg para que los Ayuntamientos pudieran hacer uso de las sacas que necesitaran en los 16 puntos habilitados en toda la provincia.

En total, el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón ha atendido un total de 336 servicios derivados de la borrasca Filomena. Se han llevado a cabo 174 rutas de limpieza de viales que incluyen 80 municipios y unos 40.000 habitantes.  Además se han realizado 118 servicios de apertura de accesos a granjas y masías y demás infraestructuras solicitadas por los Ayuntamientos, y 38 servicios de salvamento, especialmente de conductores atrapados por la nieve o personas que requerían ayuda médica urgente, así como traslados para recibir tratamientos de diálisis. También se han efectuado 6 servicios de retirada de una importante cantidad de árboles caídos por efecto de la nevada que cortaban carreteras y pistas forestales.

Por su parte, la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Diputación, integrada en el dispositivo del Consorcio, ha realizado tareas logísticas de traslados de pruebas PCR y de vacunas contra la Covid-19, en rutas entre los ambulatorios de pueblos afectados por la nevada y los centros hospitalarios de referencia. De este modo, la agrupación ha contribuido a que la lucha contra la pandemia no se viera interrumpida a causa de la borrasca, en días en que la meteorología y la pandemia han presentado un escenario especialmente complicado para la provincia.  

Comments are closed.